Pulse en la obra para maximizar
galeria galeria galeria galeria galeria galeria galeria galeria galeria galeria galeria galeria

Esta colección de obras nace de la necesidad voluntaria de contar como es el mundo que nos va llevando. Poco a poco se ha convertido en un inmenso lugar sobre el que detenerme a observar. No veo vida, solamente la huella en el paisaje. Apenas escucho nada. Un poema sordo, hueco y vacío en el que me sorprendo a mi mismo tranquilo, sereno y en paz. La Vida Sostenida es un instante dentro de un fragmento de tiempo para la reflexión contemplativa en torno a las ciudades.